Desde hace un tiempo, los blogs de decoración se han llenado de letras. Y aunque eso podría parecer un poco obvio, no me refiero a letras virtuales como las que escriben estas palabras, sino a letras de madera, colorinches, desparramadas por cualquier rincón de la casa. A veces se lucen en grupos colgadas de la pared; otras, solitarias sobre la chimenea. Algunas en colores contrastantes; otras mimetizadas con la pared.

Me encantaría tener unas así en mi oficina. Y ese mapa… ¡Parece que lo quiero todo en esta foto!

Y para los que no son tan atrevidos, acá van dos opciones.


Anuncios